domingo, 24 de junio de 2018

La "Brujula" de Maimara

El pasado Mayo de 2018, el equipo de la "Brujula" realize con la comunidad de Maimara su primer ejercicio de planeamiento territorial participativo en el marco del Proyecto de Desarrollo Estrategico (PDE) financiado por la Secretaria de Investigacion de la Universidad de Buenos Aires en cooperacion con la Comision Municipal de Maimara. Junto al Arq. Jorge Quispe, impulsor del Proyecto, el Comisionado Municipal Hugo Cruz recibio a los Arquitectos Fernando Murillo y Santiago Fefdrico, director y co-director del Proyecto.





El Proyecto constituye un avance significativo en los esfuerzos que el equipo viene desarollando sistematicamente desde el 2008 en desarrollar una metodologia que permita en una forma expeditiva generar la informacion y consensus necesarios para delinear planes de ordenamiento territorial. Tales planes se busca que enmarquen acciones de mejoramiento de habitat basado en un principio de cumpliminiento de derechos humanos, priorizando a los sectores mas vulnerables.


Maimara es una comunidad de unos 5000 habitantes que se especula que se convertira en municipio en los proximos anos y por tal motivo busca  disponer de in plan estrategico para el desarrollo de su area y al mismo tiempo un codigo de ordenamiento urbano que regule su crecimiento. Su emplazamiento estrategico en la Quebrada de Humahuaca, declarada patrimonio de la humanidad en 2003 ha atraido un imortante flujo de turistas durante todo el ano que han transformado pueblos enteros como el caso de la vecina Purmamarca. Maimara dispone de una matriz productiva autoctona, desde la produccion de vinos, frutas y hortalizas para toda la micro-region que le permite regular la actividad turistica de modo de evitar que cambie radicalmente la idiosincracia de pueblo tranquilo donde viven sus residents originales, descendientes de la tribu Maimara mezclado con criollos.


Pero recientes desarrollos en Maimara, tales como la construccion de un Puente sobre el Rio Grande, aunque fundamental para mejorar la conectividad del pueblo con el territorio en la otra margen del rio, favorece la especulacion inmobiliaria. La major conectividad, y sobre todo la posibilidad de poder acceder con vehiculos favorece el asentamiento humano, multiplicando el valor de los terrenos. Por esta razon, un codigo de ordenamiento urbano proporcionara los medios necesarios para asegurar que el desarrollo urbano ocurra en lugares que no corran riesgos ambientales y con las necesarias infraestructuras de soporte, mas alla de la red viaria. La realizacion de una primera instancia de consulta a la comunidad, utilizando el instrumento la "Brujula" ha proporcionado claves de interpretacion de los problemas y oportunidades identificables en la zona.


Entre los problemas centrales que el Proyecto busca resolver se encuentra el deficit habitacional, expresado dramaticamente en la proliferacion de asentamientos informales, donde poblaciones de bajos ingresos viven en condiciones substandard expuestos a riesgos de desastres naturales por inundaciones o deslaves de montanas.